Consejo de Hombres Buenos y Tribunal de las Aguas
Noticias de Prensa
Volver al Inicio

La voz inteligente de los hombres de la huerta
13/05/2005
 
No hay imagen
Desde hace siglos, tanto en la huerta de Murcia como en la de Valencia, existen unas ordenanzas que rigen todo lo concerniente al reparto de aguas, cauces, avenamientos escurridores y regaderas. Es decir, todo el rico entramado de acequias que constituyen las arterias que dan vida a las tierras.

Los encargados de que esas ordenanzas se cumplan, dirimir lo que debe hacerse en caso de litigio o duda, es el Tribunal de las Aguas de Valencia y el llamado Consejo de Hombres Buenos de Murcia, en sus respectivas comunidades.

Ambas entidades tienen un funcionamiento muy similar. El tribunal valenciano se reúne los jueves a las 12 de la mañana, en la puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia. Sus actuaciones son seguidas en cada jornada por numeroso público.

Dicho tribunal está compuesto por ocho síndicos, o representantes de cada una de las acequias de la margen izquierda y derecha del Turia. En el caso del consejo murciano, son ocho representantes de los distintos heredamientos y son elegidos mediante sorteo. Los murcianos se reúnen los jueves en el Ayuntamiento de Murcia, siempre que hayan casos pendientes por resolver.

Ambos tribunales tienen poder legislativo y ejecutivo. Sus dictados de obligado cumplimiento.

Ayer se registró en Murcia un hecho histórico, por vez primera el Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia se desplazó a la ciudad, y asistieron a una sesión del Consejo de Hombres Buenos, celebrada como es tradicional en el salón de plenos del Ayuntamiento de Murcia.

Se vieron tres casos. Dos de ellos no dieron lugar a sentencia, puesto que los demandados habían rectificado las actuaciones sobre los quijeros de las acequias, que habían dado pie al litigio.

El otro caso quedó pendiente para oir en juntamento al resto de regantes del brazal de los Quinos. El tribunal quería averiguar si ellos también se sentían perjudicados o la demanda era un pique vecinal. Ya que existen otras actuaciones similares en el mismo cauce, sin que se hayan levantado protestas.

Finalizada la sesión, el presidente del Tribunal de las Aguas de Valencia y síndico de la acequia de Rovella, Vicente Nachez, felicitó a Sigifredo Hernández, presidente de la Junta de Hacendados de Murcia y del Consejo de Hombres Buenos por la actuación de su tribunal durante los juicios celebrados, señalando: «Se ha oído la voz inteligente de los hombres buenos de la huerta».

Tanto los valencianos como los murcianos vistieron para la ocasión el acostumbrado y tradicional blusón huertano. El alguacil del Tribunal de las Aguas trajo también para la ocasión el emblemático gancho que utilizan como símbolo, y que es un instrumento utilizado tradicionalmente en la huerta levantina por los guardianes de los cauces, para levantar partidores o quitar embozaduras. Después hubo un acto de bienvenida en los Molinos del Río, presidido por el alcalde, Miguel Ángel Cámara, y el director general de Cultura, José Miguel Noguera, en el que Sigifredo Hernández, impuso la Insignia de Oro de la Junta de Hacendados a Vicente Nachez.


Fuente: La Verdad



Consejo de Hombres Buenos y Tribunal de las Aguas EnglishFrançaisValenciá Sección Infantil Participa Contacto

2017© Consejo de Hombres Buenos y Tribunal de las Aguas
Volver al Inicio